¿Y si fueras imparable? Clase. El Universal. Jueves 24 de mayo 2018

“Nunca renuncies a tus sueños, sigue las señales.” Paulo Coehlo

 

Con frecuencia cuando nos sentimos atascados buscamos pretextos para justificar el por qué.  Ponemos pretextos como el tiempo, el dinero, la pareja, los hijos, la familia, la situación de nuestro país…

 

¿Te das cuenta que cada vez que buscas una razón para encontrar un “No” llegan las respuestas a la velocidad de la luz?  ¿Cuántas veces tú sabes que algo sí se puede lograr y te desanimas o renuncias porque alguien te dice que no se puede?

 

Como lo he dicho en otras ocasiones, nos fascina irnos de compras, pero comprar puntos de vista que nos limitan no es lo mejor que podemos hacer para tener la vida que deseamos.

 

¿Cuántas veces ni siquiera inicias un proyecto porque a quien se lo cuentas te dice que estás loc@ y que eso no se puede? Y de pronto todo lo que para ti era tan verdadero, se desmorona en un instante.

 

¿Cómo sería tu vida si siguieras tu propio SABER? Después de todo el único experto en ti eres tú mismo ¿cierto?  Además cada quien te va a hablar desde su propia visión y experiencia, lo cual muchas veces no tiene nada que ver contigo.

 

Lo chistoso es cuando eres tú mism@ quien pone sus propias piedras en el camino. 

 

Cada vez que concluyes algo, cierras las puertas a todas las posibilidades y cuando haces preguntas, abres puertas que ni siquiera se te habían ocurrido.

 

Cuando renuncias a algo es porque ya diste por hecho que no se puede. ¿Qué tal que sí, solamente que de otra manera en la que decidiste que así fuera?

 

Te propongo algo: haz una lista de todo lo que deseas y otra con lo que has decidido que es una limitación o problema en tu vida.

 

Después hazte esta pregunta Si “esto” no fuera un problema ¿qué más podría elegir? Es muy importante que dejes la pregunta abierta y que no la respondas, simplemente percibe el espacio que se abre simplemente por el hecho de haberla hecho y date unos días o semanas para ver qué pasa….

 

Sé muy honest@ contigo mismo y date cuenta de todos esos “problemas” cuántos son solamente un punto de vista y que entre más flexible seas, más fácilmente lo puedes cambiar.

 

Esa es la energía de imparable, la de ver la oportunidad que hay en cada situación que se presenta en tu vida. ¿Estarías dispuest@ a ser esa energía? 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon