Verdad y mentira. Clase. El Universal. Jueves 25 de enero 2018

“Puede ser que mi verdad sea para ti mentira. Puede ser, sí, la duda es privilegio de quien ha vivido mucho, tal vez por eso no consigues convencerme para que acepte como certeza lo que me suena a falsedad.” José Saramago

 

Nuestro cuerpo es una maravilla, es el vehículo con el que nos movemos en esta realidad y un medio para conectarnos con el Ser Infinito que somos. Una de las herramientas que más me gustan y que son más fáciles de usar es esta que aprendí en Access Consciousness®: que la llaman “ligero o pesado”.

 

Cuando algo es ligero hay una sensación de expansión y de espacio, lo que nos permite acceder a más posibilidades. Cuando algo es pesado la se siente contracción, nos volvemos sólidos y esto nos cierra a posibilidades. Para percibirlo es muy fácil, Dices “Me llamo (tu nombre)” y sentirás ligereza. Y si dices “Me llamo Roberta Carriles” sentirás pesadez.

 

¿Por qué? Porque cuando algo es verdad para nosotros es cuando sentimos esa ligereza y cuando algo es mentira para nosotros es cuando surge la pesadez.

 

Ojo, no es lo mismo “verdad” que “verdadero”. Verdad significa que ESO es verdad para ti, no que sea una ley universal.

 

Hace unos años, cuando me dedicaba a correr arte, un cliente me pidió que le llevara unos cuadros de un pintor que le habían recomendado mucho como inversión. Cuando llegó y vio los cuadros me di cuenta de que no le habían gustado nada, percibí cómo se solidificó su cara y su cuerpo. Esto es porque para él no era verdad que ese pintor fuera maravilloso, aunque “todo el mundo” dijera que sí. En esa misma cita le mostré una pintura de otro artista que apenas estaba empezando y le fascinó. Probablemente no subiría de precio con la rapidez del otro, sin embargo le gustaba más. Mi sugerencia fue que comprara algo que lo hiciera sentir feliz (ligero) cuando lo viera todos los días en su casa y le platiqué acerca de otra persona que conocía que durante su vida se dedicó a comprar óleos que le gustaran, sin importar de qué pintor eran. Cuando murió, los familiares llamaron a expertos para hacer un avalúo y resultó que en ese momento el autor del cuadro “decorativo” de la sala estaba de moda ¡y esa pieza costaba más que el departamento y los coches juntos!

 

¿A qué voy con esto? A que reconozcas que eres un SER infinito y que nadie es más experto en ti que TÚ. Pasamos la vida pidiendo opiniones y puntos de vista a personas y con frecuencia los compramos aunque no tengan nada que ver con nosotros.

 

Esta es una súper herramienta que puedes usar diario y con todo. Te invito a que la pruebes y estaré feliz de recibir tus comentarios contándonos tu experiencia en mis redes sociales.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon