Uniendo puntos. Clase. El Universal. Jueves 23 de mayo 2019

“El obediente sigue su destino, el valiente se crea uno.” Brontis Jodorowsky

 

Una de las mejores prácticas que podemos llevar a cabo en nuestra vida es la de hacernos cada vez más conscientes. De esta manera tomamos las riendas de nuestra vida, nos convertimos en acción en vez de ser una mera reacción ante lo que sucede.

 

Hoy te voy a compartir una manera de darte cuenta cómo puedes salir de situaciones en las que te sientes atrapad@. Piensa en algo que te molesta actualmente…

 

Lo que por lo general hacemos es contarnos la historia una y otra vez. ¿Qué pasaría si la historia no tuviera importancia? Ve más allá y trata de recordar otros momentos de tu vida en los que tal vez las personas o circunstancias eran distintas (aparentemente), pero había algo en común que podría compararse. Tal vez tu forma de pensar o hacer algo, de responder hacia estímulos parecidos…

 

Ve uniendo todos estos puntos y llega al momento más lejano que encuentres, puede ser incluso en tu infancia.

 

Cuando reconoces que al parecer la historia se repite y se repite en tu vida, con otros personajes has encontrado un patrón. Es como se dice “el mismo infierno, con otros diablos”.

 

Un patrón es algo que repetimos una y otra vez de manera inconsciente porque cada vez que aparece, nos compramos el cuento. Le damos importancia a los detalles y esto nos ciega a ver qué es realmente lo que está pasando.

 

Puedes darte cuenta que incluso lo repites en situaciones que aparentemente no tienen nada que ver: en tus relaciones, en tu trabajo, con tus amigos, familia, parejas.

 

Ahora que ya lo sabes puedes observar que hay algo en ti que recrea lo mismo en ciclos. Si lo lograste ¡felicidades! Has dado un paso enorme al hacerte consciente. Este es el primer paso para poder transformarlo.

 

Y vas a decir, ¿qué hago? Y precisamente ese es el siguiente paso. Preguntar qué está en tus manos para cambiar lo que ya no te sirve y

poder crear algo distinto.

 

Recuerda que solamente podrás hacerlo con lo que te concierne a ti, no vas a cambiar a los otros. Una vez que reconoces tu responsabilidad en eso estás list@ para dar un rumbo distinto a tu vida. Ya borraste la dirección de tu GPS que siempre te llevaba al mismo lugar, aunque no quisieras. ¿Cuál es el nuevo rumbo que le darás?

<< Nueva imagen con texto >>

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon