Tributo a la vida. Clase. El Universal. Jueves 9 de abril 2015

Deja lo que no funciona en tu vida. Sólo drena tu energía. Confía en que algo mejor, algo que ni te imaginas, te está esperando”. Kaoru Shinmon

 

Muchas veces nos encontramos atorados en una relación, en un trabajo o en una circunstancia aún cuando sabemos que estamos en “tiempos extras”.

Esto sucede con todo tipo de situaciones que sabemos que son dañinas para nosotros, como si se tratara de una adicción. La pregunta es por qué, si estamos conscientes de que algo ya terminó o que nos está haciendo daño, seguimos dándole largas y oportunidades cuando en el fondo de nuestro corazón sabemos que no resolveremos los problemas, sino que solamente estamos estirando una liga hasta que tarde o temprano se rompa.

 

El primer paso es detectar, ser claros con nosotros mismos y conscientes de que el lugar en el que estamos no nos haces felices y aceptar que es importante movernos de ahí.

 

Después entender el origen de nuestro apego. ¿Qué es lo que obtengo al quedarme aquí?  Hay que hacernos esta pregunta sin juicio para conocer el origen, la causa. Tal vez es status o estamos compensando algo que creemos que no podemos darnos como por ejemplo compañía por miedo a estar solos, o seguridad a lo ya conocido.

 

Una vez que tenemos claridad en lo que buscamos al estar detenidos en estas relaciones o situaciones, lo que sigue es revisar si existe alguna otra manera de darnos lo que necesitamos y que creemos que estamos ganando al quedarnos ahí. Preguntarnos ¿alguien que se quiere a sí mismo se haría esto? Es muy duro darnos cuenta de la cantidad de cosas que hacemos en automático por costumbre o por apego.

 

Es importante que seamos honestos, amorosos con nosotros mismos y sobre todo valientes, muy valientes para “tomar al toro por los cuernos”. Después de todo está en nuestras manos tener la calidad de vida que queremos.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon