¿Todo pasado fue mejor? Clase. El Universal. Jueves 16 de mayo 2019

“Sólo la renovación puede mantener. El que se queda parado se retrasa." Everhardus Johannes Potgeiter

 

Últimamente un tema que he encontrado recurrente es el de la resistencia al cambio. El cambio es inminente, no hay manera de evitarlo, es parte del universo, nada permanece, nada es para siempre.

 

La capacidad de adaptarnos a él es lo que nos va fortaleciendo y cuando lo hacemos, disminuyen nuestros apegos. La única manera de estar vigentes en el mundo es estar dispuestos a fluir, aunque esto muchas veces implica una gran incomodidad o dolor.

 

Nos contamos la mentira de que “todo pasado fue mejor” y ¿es cierto? ¡Por supuesto que no! Nos hemos cansado de escuchar esta frase una y otra vez por todas las generaciones: a nuestros abuelos, a nuestros padres y ahora nosotros. Y la verdad es que en cada una de las etapas en las que se hacía este juicio, se estaba inconforme con el presente, que hoy ya fue pasado…

 

Hace tiempo recibí un video en el que se hablaba de cómo muchas empresas tecnológicas han sustituido a otras, por ejemplo: los sistemas de películas a los videoclubes e incluso a las salas de cine, las aplicaciones de transporte a los taxis convencionales, las plataformas de renta de casas y habitaciones vacacionales a los hoteles… lo que me di cuenta es que el tono en el que estaba presentado, era de añoranza y hasta tristeza por los trabajos que se estaban perdiendo en los negocios anteriores.

 

 Sí, esto es una realidad, sin embargo también estas nuevas formas de negocio están creando otras formas de ingreso para las personas de manera distinta. Y esto no es una novedad: cuando empezaron los coches, también perdieron trabajo poco a poco quienes tenían carretas con caballos y eso no significa que sea malo necesariamente lo que llegó.

 

Creo que el problema está cuando estamos resistentes al cambio, cuando queremos que las cosas no se muevan y se mantengan. Lo primero que requerimos es la apertura a ver las nuevas posibilidades que podemos tener con él, muchas que ni siquiera hemos considerado y después estar listos y dispuestos a actualizarnos, a aprender más, a abrir nuestro panorama para que de esta manera encontremos opciones que incluso pueden ser mucho mejores que las que tenemos hoy.

 

En realidad el cambio no es el tema a discutir, sino nuestra resistencia y falta de adaptación o de visión. ¿En cuántas áreas de tu vida te encuentras atascad@? ¿Qué tan dispuest@ estás a moverte? Como ya lo he dicho antes. Haz preguntas ¿Por dónde? ¿A qué me estoy  aferrando? ¿Qué paso doy hoy para tener la vida que deseo?

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon