Sostén tu espalda. Clase. El Universal. Jueves 20 de junio 2019

“Deja que tu alma se mantenga fresca y firme ante un millón de universos”. Walt Whitman

 

Vivimos en una constante presión por pertenecer, porque nos validen, nos reconozcan. Es agotador porque por más que hagamos, nunca vamos a satisfacer completamente las expectativas de alguien debido a que cada quien tiene sus propias creencias y opiniones acerca de lo que está bien o mal.

 

Y al mismo tiempo queremos ser buenas personas al tratar de sostener a todo el mundo: a nuestras parejas, amigos, hermanos, jefes, compañeros, padres. ¿Te has dado cuenta de lo injusto que es esto contigo mism@?

 

Cuántas veces por apoyar al otro dejas de verte a ti. Seguramente porque crees que serías egoísta. Y no se trata de eso, sino más bien de ser amable y respetuoso contigo y de reconocer lo valios@ que eres solamente por ser tú.

 

Claro que es padrísimo cuando sientes el apoyo de alguien porque esto te impulsa a ser mejor, pero hay veces en que te sientes sol@. Y nunca lo estás.

 

Imagínate cómo serían nuestras vidas si cada uno de nosotros nos ocupáramos de procurarnos y cuidarnos como lo hacemos con las personas que amamos. ¿Cuánta gratitud podríamos sentir por nosotros, por nuestros cuerpos, por nuestras elecciones?

 

Cuando te ves al espejo ¿qué es lo primero que haces? ¿Te reconoces o te criticas? ¿Y qué tal que lo que sucede es que los otros ven la proyección de lo que tú percibes de ti?

 

Hoy recibí un video en el que se planteaba un ejercicio en el que “Sólo por hoy” dejaras de juzgarte por lo que has sido o pensado o elegido. Que “Sólo por hoy” reconocieras lo maravilloso que es tu cuerpo en vez de criticarlo y no te juzgaras por lo que comes o la ropa que vistes o si hiciste o no ejercicio. Que reconocieras cuando tienes una idea que para ti es expansiva y te llevará a la vida que deseas sin importar lo buena o mala que le parezca a alguien a quien se lo cuentes, sino que siguieras tu intuición, tu saber…

 

¿Qué tal que nadie más que tú sabe lo que es mejor para ti? ¿Qué tal que los otros juzgan a partir de sus propias experiencias y que esto no tiene nada que ver contigo?

 

¿Cómo te sientes cuando sabes que hay alguien que seas quien seas o hagas lo que hagas, siempre estará ahí para ti? ¿Y si esa persona fueras tú?

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon