Sintonízate con el corazón. Clase. El Universal. Jueves 22 de octubre 2015.

“El idioma del corazón es universal: sólo se necesita sensibilidad para entenderlo y hablarlo”. Charles Pinot Duclós

 

La diversidad de pensamientos y de formas de vida es algo que admiro mucho y creo que es una de las maravillas de los seres humanos. Muchas veces podemos estar de acuerdo y otras no. Y puede costarnos mucho trabajo aceptar que alguien opine distinto a nosotros en temas que consideramos fundamentales.

 

Sintonizarnos con el corazón es una de las herramientas más poderosas que me han enseñado algunos maestros.

 

Y funciona así: en una conversación o discusión si estamos en el plano mental, las ideas pueden contraponerse y las emociones que surgen van subiendo de tono cuando no nos gusta lo que estamos escuchando o diciendo.

 

La clave está en ponernos en la frecuencia del corazón. Esto ya lo he comentado otras veces. Lo he comprobado. El corazón tiene una vibración muy alta y que va más allá del pensamiento y los sentidos. Habla un idioma comprensible para todos los seres humanos.

 

Cuando te encuentres en una disputa, haz una pausa y céntrate en tu corazón y visualiza el del otro. Si te es posible, pon tu mano sobre tu costado izquierdo y respira. Inmediatamente vas a darte cuenta que entras en esta frecuencia y que te conectas con la de tu interlocutor. Tus ideas y palabras serán ahora más amables y comprensivas, incluso si sigues estando en desacuerdo, las sensaciones serán distintas.

 

Esto también lo puedes hacer solo/a cuanto estás distanciado de alguien. Conéctate con tu corazón y el de la otra persona a distancia y envíale todo el amor que sientes por ella. Incluso si es alguien que no te cae muy bien, siente aprecio por él/ella y reconócelo con la dignidad que todo ser humano merece.

 

Te invito a probarlo y a vivir la experiencia de los resultados. ¡Te sorprenderás!

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon