Nuevas posibilidades. Clase. El Universal. Martes 26 de septiembre 2017

“¿Qué pasaría si abrieras las puertas a ser todo lo que has decidido que no puedes ser? ”. Gary Douglas

 

Como sabes, lo que escribo está basado en mi experiencia personal y como terapeuta, siempre he sido muy curiosa y mi búsqueda por estar en mi mejor versión es constante.  Mi pasión es compartir lo que he aprendido para que tú puedas elegir si eso puede funcionar o no para tu vida.

 

Fue en este camino que descubrí una herramienta muy poderosa: Las barras de Access Consciousness®. Gary Douglas, su fundador dice que “La pregunta empodera y la respuesta siempre desempodera”. Y bajo esta premisa es que él descubrió a través de una canalización que tenemos 32 puntos en la cabeza a los que llama barras y que almacenan pensamientos, creencias, ideas, actitudes y consideraciones que nos limitan para crear nuevas posibilidades en nuestra vida.

 

Si seguimos los mismos patrones que ya conocemos, ya sea que nos hayan funcionado o no, seguramente vamos a cerrarnos a todo lo demás que existe. Es como observar un jardín a través de una ventana: solamente puedes apreciar lo que está enmarcado. ¿Y qué tal que pudieras eliminar esa ventana y darte cuenta de todo lo demás que no sabías que existía?.

 

En una sesión el consultante está acostado y el practicante toca suavemente estos puntos de manera en la que todos estos “archivos” limitantes se eliminan. Es como oprimir el botón de “borrar” en una computadora. Al “correr “ las barras las ondas cerebrales reducen su velocidad y entras en un estado de relajación muy profundo e incluso puedes quedarte dormido. Cuando estás así, tus barreras bajan y esto permite llegar a todas estas creencias y puntos de vista desde los que te has estado moviendo durante tu vida.

 

La finalidad de estos procesos es ayudar a las personas para que puedan expandir su consciencia y que empezara a funcionar desde un lugar de no juicio, desde su Ser Infinito.

 

Cada uno de estos puntos libera consideraciones en aspectos como: poder, dinero, control, creatividad, sexualidad, gratitud, envejecimiento, comunicación, tiempo, espacio, entre otros.

 

Cualquiera, incluso niños, puede recibir una sesión que tiene una duración aproximada de una hora y media.  La sensación inmediata es de una relajación muy profunda y poco a poco empezará a darse cuenta de que existen muchas opciones que ni siquiera había considerado. Mi experiencia fue de una total expansión hacia lugares y oportunidades que no me habían pasado por la cabeza o que creía imposibles. Por eso decidí estudiarlas y dar sesiones.

 

Uno de los aspectos que más aprecio aquí es que la diversión juega un papel muy importante.  ¿Estás dispuesto a elegir más gozo en tu vida?

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon