Momentazos contigo. Clase. El Universal. Jueves 18 de junio 2015

“El amor tampoco te debe hacer replantear tu propia identidad, no se existe por el otro, se debe conservar la individualidad. amor es ‘te quiero y me quiero’”. Walter Riso.

 

Uno de los mejores consejos que recibí de mi madre cuando era adolescente fue que dedicara tiempo para mi, independientemente de las amigas, del novio y de las actividades escolares. En su momento no lo comprendí muy bien,  porque estaba en una época en la que lo que más me gustaba era estar con otras personas como muégano.

 

Con el tiempo he entendido y valorado mucho su enseñanza y me he dado cuenta que no solamente es una buena idea, sino que es indispensable.

 

Es muy importante que mantengamos nuestra propia individualidad y que nos demos un lugar y tiempo especiales independientemente de los roles que desempeñemos en nuestras vidas. Solamente así seremos mejores personas y podremos entregar a los demás lo mejor que tenemos.

 

Desde hace algunos años procuro darme tiempo para mi, lo que yo llamo “mis momentazos”. En ellos hago algo que me guste mucho. Desde salir al balcón a pensar y a disfrutar el día, tomarme un té chai una tarde, leer, oír música y bailar, o simplemente sentarme en una banca del parque a contemplar. Lo hago tan seguido como puedo y he encontrado que me ha ayudado mucho a sentirme plena.

 

Claro que se puede entender que es más fácil hacer esto cuando eres soltera o soltero, sin embargo siempre me llamó la atención el ejemplo de una amiga.  Ella siempre ha sido una mamá muy cariñosa y pendiente de sus hijas, sin embargo, cuando alguna vez nos invitaba a su casa les decía amorosamente: “Ahora no puedo estar con ustedes, en este momento soy persona”. La admiro mucho porque esto hizo que ella misma se pusiera límites y que sus hijas entendieran que habían otras facetas en las que su mamá también podía disfrutar independientemente de su rol.

 

Otra amiga, quien tiene uno de los matrimonios más sólidos que he conocido, me comentó que la clave que ellos han encontrado para salir adelante es un equilibrio entre la individualidad y la pareja. “Implica mucho respeto hacia el otro y hacia uno mismo. Si te clavas demasiado en el individuo, pierdes la pareja, pero si favoreces demasiado a la dinámica de pareja, ahogas a los individuos que la forman y acabarás por tronarla”.

 

Sea cual sea tu situación, te invito a que elijas actividades que te den alegría y paz te sentirás mejor y fortalecerás tus relaciones.

 

Piensa ¿cuáles serán tus “momentazos contigo”?

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon