¡Más espacio por favor! Clase. El Universal. Jueves 31 de mayo 2018

“Cesa de definirte. Concédete todas las posibilidades de ser. Cambia de caminos cuantas veces te sea necesario”. Alejandro Jodorowsky

 

En primaria nos enseñaron que hay tres estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso. Lo que diferencia a cada uno de ellos es el espacio que hay entre las moléculas. Así, en el estado gaseoso hay mucho más que en el sólido y el espacio es lo que hace que las cosas sean más o menos maleables. Ahora apliquemos esto: cada vez que determinamos algo lo hacemos sólido. Un punto de vista fijo hace que perdamos toda esa movilidad en todo.

 

Cuando nos sentimos atorados es porque hemos concluido o determinado que las cosas “tienen que ser de cierta manera” y cuando no suceden así es cuando perdemos movilidad.

 

Imagínate que agregaras más espacio a tu vida. ¿Cómo sería? ¿Más ligera o más pesada? El vivir una vida más ligera, aunque creas que es por circunstancias externas y otras personas, en realidad depende de ti y de cuanto “aire” estés dispuesto a agregar en ella.

 

Ok, todo suena muy bonito… ¿y cómo le haces? ¡Preguntando! Cada vez que defines algo como lo correcto o lo incorrecto, lo bueno o lo malo es como si aspiraras todo el aire y al hacerlo quitas el espacio que hace que fluya la energía en tu vida.

 

¿Qué tal que todo pudiera ser aún mejor de lo que crees que conoces? ¿Qué tal que existen millones de posibilidades más allá de las que te dijeron o que has experimentado para cualquier situación?

 

Pongamos un ejemplo en tus finanzas: desde niño te enseñaron que solamente a través de trabajar duro es la única manera en la que ibas a hacer dinero y a poder sobrevivir… Y tú decidiste te que eso era cierto y trabajas 12 horas diarias y nada que mejora tu situación económica. ¿Y si por un momento solamente consideraras que podrían haber más opciones que la que has hecho sólida? ¿Y si solamente preguntaras “Además de esto ¿qué más hay?

 

Y podemos aplicarlo a cualquier situación. Has vivido relaciones abusivas porque es lo que has visto en tu casa y crees que es la única manera en la que alguien se puede relacionar. ¿Eso es verdad? ¿Qué más hay ahí que no has considerado?

 

El que no conozcas algo no significa que no exista. Recuerda que la mente es como una computadora que almacena datos y cuando llega algo, busca en sus archivos y lo “acomoda” de acuerdo a nuestras experiencias y determina si funciona o no.

 

¿Estarías dispuest@ a dejar a tu mente a un lado? ¿Cómo sería tu vida si tan solo preguntaras ¿Qué más hay ahí? Y crearas más espacio en ella para elegir…

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon