Lo urgente y lo importante. Clase. El Universal. Jueves 11 de abril 2019

“Con el tiempo te das cuenta de que en realidad  lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.” Jorge Luis Borges

 

Vivimos en un mundo que va tan rápido que a veces nos cuesta trabajo darle el justo valor a las situaciones y nos la pasamos “apagando fuegos” como si fuéramos bomberos.

 

Hace muchos años, una jefa me sugirió que aprendiera a identificar lo urgente de lo importante, ya que en mi escala de prioridades, parecería que todo tenía que hacerse “ya”.

 

Usamos frecuentemente la frase de “requiero esto para ayer”, lo que nos mantiene en una constante ansiedad porque si a todo le damos esa connotación, a veces parecería que el día no nos alcanza forzamos a nuestros cuerpos exageradamente.

 

Confieso que en ese momento entendí todo al revés y durante  años muchas veces puse mi atención a lo que consideraba urgente y que no siempre lo era.

 

Hace poco en una misma semana escuché en una película esto: “lo urgente puede esperar” y me di cuenta de que es cierto, que no somos tan indispensables para todo como lo creemos y que cuando nos enfocamos realmente a lo que es importante, por lo general hay maneras en las que se resuelve lo urgente.

 

¿Cuántas veces te has olvidado de llamar a un amigo o de estar más tiempo de calidad con tu familia o de hacer alguna actividad que realmente disfrutas porque según tú no tienes tiempo?

 

Creo que es un tema de replantear lo que es verdaderamente importante en nuestras vidas, ya que los años pasan, la vida se va y nos la pasamos como si trabajáramos en la sala de urgencias de un hospital y cuando nos damos cuenta a veces ya no es posible recuperar ese tiempo de calidad.

 

Te invito a que cada vez que sientas que tienes que hacer algo de manera urgente te preguntes ¿esto es realmente urgente? ¿qué otras opciones tengo para resolver esta situación? ¿Merece toda mi atención o podría esperar?

 

Aprovechemos la tecnología y usémosla a nuestro favor. Muchas veces  la situación ni siquiera resulta tan complicada como la considerábamos en nuestras mentes y dediquémosle más tiempo a lo que es realmente importante en nuestras vidas.

 

Lo único que realmente tenemos es el momento presente. 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon