La energía del nuevo ciclo. Clase. El Universal. Jueves 20 de diciembre 2018

“A donde el corazón se inclina, el pie camina.” Proverbio árabe

 

Algo que me encanta es la posibilidad que tenemos de empezar de nuevo. A veces nos asusta este comienzo porque no sabemos qué viene, sin embargo cuando lo aprovechamos, se abre una ventana enorme de luz y nuevas oportunidades.

 

Cada vez que inicia un ciclo, existen energías disponibles para nosotros que si las utilizamos a nuestro favor, nuestra vida será más fácil ya que es como tener un empujón hacia la vida que deseamos.

 

Muchas veces nos ofuscamos con una meta o un objetivo y nos olvidamos de que hay muchos caminos para llegar a ellos, ya que solamente reconocemos lo que hemos experimentado ¿y qué tal que hay algo mejor?  Me gusta compararlo con el cuento de Caperucita. Tanto ella como el lobo llegan a casa de la abuelita, solamente que el lobo lo hace más rápido y a veces nos sentimos que si las cosas nos cuestan más trabajo, serán mejores y tomamos el camino de Caperucita y además con obstáculos.

 

Desde hace muchos años trabajo haciendo sesiones para iniciar ciclos, que pueden ser un nuevo año, tu cumpleaños, un nuevo trabajo, una nueva relación o cualquier situación que estés iniciando y hago una lectura de en qué área de tu vida hay energía disponible. De esta manera si te enfocas y fluyes con ella, recibes ese impulso. Recuerda que somos seres integrales y que no todo es lineal. Esto significa que no necesariamente lo que más te va a contribuir es lo que crees. Llevo años dándome cuenta que llegan personas a consulta que desean una relación, y que lo que trabajamos es la salud, por ejemplo, ya que ahí está el origen de lo que requieren.

 

Entonces, en vez de hacer una carta a Santa Claus, en estas sesiones lo que hacemos es identificar cuáles son las energías disponibles para ti en este nuevo ciclo que empieza y a partir de eso es que comenzamos a ver lo que puedes lograr. También revisamos qué es lo que podría impedir que lograras eso que deseas, ya que cuando lo reconoces, estás consciente de qué no hacer o qué puedes hacer diferente o cambiar.

 

Algunas de las áreas que revisamos son: abundancia, éxito, poder, diversión y entretenimiento, salud, actitud mental, relaciones, sexualidad, pasión, conocimiento, trabajo, entre otras.

 

Esto nos facilita mucho ya que cuando te enfocas en una sola energía, todas tus actividades las llevas desde ahí, a diferencia de cuando inicias el año con una lista inmensa de cosas que según tú quieres hacer y que a la mera hora son tantas que te abrumas y las vas dejando en el camino, lo que crea muchas veces frustración.

 

Deseo que este nuevo año que empiece esté lleno de nuevas posibilidades para ti, mucho mejores de las que ya has encontrado a lo largo de tu vida y que tengas la sabiduría para reconocerlas.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon