La dieta de los 21 días. Clase. El Universal. Jueves 1 de febrero 2018

“¿Qué tal que la grandeza de tu cuerpo se hallara en el gozo que tú puedes disfrutar con él? ¿Empezarías hoy? Dr. Dain Heer

 

En textos anteriores he mencionado que tu punto de vista crea tu realidad. ¿Te sientes a gusto con el cuerpo que tienes hoy? ¿Y si eso que estás rechazando fuera el resultado de lo que tú has creado?

 

Con frecuencia solemos ver a nuestro cuerpo como si fuera el enemigo público número uno y lo juzgamos constantemente: que si está gordo, que si está flaco, que tiene arrugas y lo torturamos con dietas, ejercicios, tratamientos, cirugías, alimentos, ropa incómoda…

 

¿Te has puesto a pensar que tu cuerpo solamente está respondiendo a los puntos de vista que tienes acerca de él? Tú le dices gordo y él te obedece y se transforma de acuerdo a lo que tú estás diciendo acerca de él. ¿Qué tan amable estás siendo con él? ¿Hace cuánto que no le agradeces todo lo que hace por ti?

 

Nuestros cuerpos son el vehículo con el que en esta realidad nos conectamos con el SER infinito que somos. Nos mandan mensajes constantemente. Ya hablamos la semana pasada de cómo te puede contribuir a reconocer lo que es verdad para ti y lo que es mentira.

 

¿Te gustaría ser una contribución para él? Gary Douglas, fundador de Access Consciousness nos dice que cuando las personas cambian su vida, sus cuerpos cambian y lo mismo sucede al revés: cambias tu cuerpo y tu vida cambia.

 

¿Quieres que tu cuerpo cambie? Te propongo que juntos hagamos la dieta de los 21 días con nuestros cuerpos a ver qué sucede. ¿Juegas conmigo?

 

Durante las próximas tres semanas vamos a consentir a nuestros cuerpos y a escucharlos. Lo primero que vamos a hacer es destruir y descrear todas las expectativas que tengamos acerca de los resultados que vamos a obtener. ¿Qué tal que podría ser algo mucho mejor de lo que esperamos?

 

Iniciemos todas las mañanas acariciándonos la cara y toda la piel agradeciéndole todo lo que hacen por nosotros y hagámosle preguntas durante todo el día. Recuerda que para todo lo que tu cuerpo está incluido, es importante tomarlo en cuenta. Pregúntale “Cuerpo ¿qué ropa quieres vestir hoy? ¿Qué quieres comer? ¿Qué tipo de ejercicio quieres hacer?” Y así con todo. Te pido por favor que dejes la mente a un lado, por más absurdo que te parezca lo que estás percibiendo.

¿Quiere un masaje? ¿Quiere salir al sol? 

 

Puedes hacer un diario en el que anotes cómo te has sentido o comentar en mi página de Facebook Roberta Carriles. Recuerda, sin juicios, nada es bueno ni malo, ni correcto ni incorrecto. ¿Te animas?

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon