El dinero y el gozo. Clase. El Universal. Jueves 13 de mayo 2018

“El dinero sigue al gozo, no el gozo al dinero”. Dr. Dain Heer

 

Cuando piensas en dinero ¿qué viene a tu mente? Alegría, libertad, emoción o ansiedad, frustración, miedo…

 

En realidad el dinero no es bueno ni malo… es energía igual a todo lo que hay en el Universo. Si es así ¿por qué causa tantas emociones encontradas? Por el significado que le damos. Si en nuestra familia se hablaba mal acerca de él y de los problemas que causaba, eso es lo que sabemos acerca de él y si en el ambiente en el que nos desenvolvemos está mal hablar acerca de él, ni siquiera lo mencionamos.

 

Lo cierto es que en el fondo, tal vez todos, en lo más secreto, estemos deseando estar rodeados de él. Esto es por todo lo que puedes hacer con él como una herramienta para tu vida. El dinero, por sí sólo, es únicamente papel impreso.

 

Como seres infinitos que somos, obviamente no requerimos de dinero. Sin embargo, tenemos un cuerpo y es precisamente para él que funciona el dinero: para vestirnos, para ir de viaje, para comprar comida…. Nos guste o no, todavía en esta realidad las cosas se pagan para obtenerlas.

 

¿No se hacen eventos masivos en los que las personas donan dinero para ayudar a otros?

 

El problema es que existen muchos puntos de vista al respecto de este tema: que si el dinero está sucio, que si te da poder y el poder es malo. ¿Esto es cierto? Conozco a muchas personas con dinero que hacen cosas positivas y gente que no lo tiene que no las hace y viceversa.

 

Cuando hacemos al dinero más poderoso que a nosotros mismos es cuando nos volvemos sus esclavos. ¿Qué tal que pudieras tú ser la invitación a que el dinero te sirviera a ti?

 

A ver imagínate: si tú fueras el dinero y estuvieras con alguien que te pone como el centro de su vida, tal vez al principio te sintieras halagado, pero después de un tiempo ¿te gustaría ser EL MOTIVO de la existencia de alguien? Se percibe muy pesado ¿verdad? Y ¿cómo cambiaría si más bien fueras seducido, te trataran bien,  fueras libre de irte, y más bien te quedaras porque te hacen sentir a gusto y no obligado?

 

¿Es otra la sensación? ¿Qué tal sería tu vida si buscaras divertirte tanto y pasarla tan bien que fuera el dinero el que “no te alcanzara”? Que el dinero fuera el que deseara tanto tu compañía que llegara por todos los medios para estar contigo… Tal vez suena ilógico, pero ¿tu lógica te ha llevado a vivir la vida que desees? Te invito a gozar de tu vida, a hacer solamente cosas que te diviertan, a gozar de tu cuerpo…. Tal vez algo cambie :)

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon