Disfruta tu sexualidad. Clase. El Universal. Jueves 2 de febrero 2016

“Así como te preparas para correr un maratón, es importante entrenar tu sexualidad, pero nadie te lo dice.” Prem Gaya

 

¿Te imaginas que alguien te dijera que es vergonzoso respirar o beber agua? ¿O que es pecado comer o dormir? ¿Qué pensarías?

Al igual que las anteriores, la sexualidad es una necesidad básica e inherente al ser humano, sin embargo nos han hecho creer que se trata de algo sucio y malo y es tan natural como resguardarte del frío.

 

Se trata de una energía muy poderosa que está relacionada con la creatividad: más allá de crear un ser humano, también nos impulsa a crear proyectos y relaciones interpersonales.

 

Entonces cuando nos sentimos divididos y rechazamos nuestra propia sexualidad, estamos eliminando una posibilidad inmensa de crecimiento y bienestar en todos los niveles.

 

Prem Gaya, psicoterapeuta especializada en sexualidad tántrica, comenta que la educación sexual que se da en casi todo el mundo es muy básica y se limita a hablar de cuestiones técnicas y enfermedades. Y al tratarse de un tabú, tanto hombres como mujeres se sienten inseguros porque se espera que tengan un desempeño fantástico al momento de tener relaciones sexuales.

 

Tristemente son muchos más hombres los que acuden a pedir ayuda debido a un problema sexual. Las mujeres son más reservadas en estos temas.

 

Creo que existe una confusión entre lo íntimo y lo penoso. Existen muchas actividades que realizamos en la intimidad y no por eso significa que estén mal. Simplemente les damos un espacio distinto que a otras.

 

Uno de los problemas más fuertes que presentan las personas, más mujeres que hombres, es que ven a su cuerpo como si fuera el enemigo: se ven en el espejo y se juzgan al no tener una figura perfecta y se llega a convertir en una obsesión someterse a tratamientos porque creen erróneamente, que cuando se tenga el cuerpo ideal, se alcanzarán las metas deseadas. Y es todo lo contrario, primero es indispensable aceptarte tal y como eres para poder transformar tu cuerpo.

 

Los inconvenientes que manifiestas en tu sexualidad son la punta del iceberg, debajo de ellos están creencias limitantes, experiencias del pasado, abusos, duelos, miedos, heridas. Por eso es muy importante que te des la oportunidad de buscar ayuda si te sientes mal con tu sexualidad.

 

El sexo también tiene un aspecto espiritual, porque somos un todo. Cuando te conoces y sabes cómo funcionas, podrás sentirte más cómodo en el momento de tener un encuentro sexual y de esta manera, podrás dar y recibir y convertir esta experiencia en algo mucho más enriquecedor para los dos.

 

Prem Gaya considera que la actitud y la percepción que tienes de ti mism@ son los mejores ingredientes y herramientas de seducción.

 

¡Permítete disfrutar de tu sexualidad!

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon