¿Dónde está el amor? Clase. El Universal. Jueves 14 de abril 2016

“Amar no es una meta, es un camino.”  Magui Block.

 

Por lo general los seres humanos “buscamos” el amor de pareja como una de nuestras metas en la vida. Muchas veces hemos alcanzado muchos objetivos en otros aspectos personales y profesionales y sin embargo, seguimos sintiendo un vacío porque nos sentimos solos, como que nos falta algo. Y el encontrar pareja puede volverse una obstinación.

 

Con los años, me he dado cuenta que la obsesión es más bien por sentirnos incompletos todo el tiempo y la fantasía de que va a llegar alguien tan especial que nos va a llenar todo ese hueco que sentimos.

 

Parece que este tema preocupa más a las mujeres, por la idea del “principe rescatador”, sin embargo es un hecho que tanto hombres como mujeres tenemos ese deseo.

¿Quién recuerda esa frase de la película de Jerry Maguire en que él le dice  a ella :“You complete me” (Tú me completas)? Suena súper romántico, pero la realidad es que estas creencias son las que fomentan que cada vez nos sintamos más solos si no estamos con alguien.

 

Esto es un error, entre más andemos a la caza de una pareja, más nos vamos a alejar de ella, porque la necesidad se percibe a distancia y nadie quiere sentirse atrapado en una relación.

Las mejores parejas son aquellas que están formadas por dos personas que se sienten completas y deciden estar juntas por el mero hecho de compartir. En cambio, cuando dos se unen por necesidad, lo que ocurre es que se hace un enganche en el que de alguna manera se exigen llenar todo lo que al otro le falta, que puede ser desde temas no resueltos en la infancia, experiencias con parejas anteriores, carencias económicas, entre otros.

 

O por otro lado se decretan listas interminables de lo que se busca en el otro. Por lógica, si quieres a alguien excepcional, esa persona también está esperando a alguien extraordinario. No puedes pedir algo que tú no tienes. ¿Qué tal que buscas a alguien cariñoso? Empieza por ser cariños@ contigo y con todos a tu alrededor. Lo mejor es trabajar en uno mismo aquellos aspectos que esperamos encontrar en nuestr@ compañer@.

 

Las almas gemelas se encuentran, no se buscan. Por eso lo más recomendable es hacer un trabajo personal en el que nos sitamos felices así como estamos hoy. No hay nada más atractivo que conocer a alguien feliz, satisfecho, alegre y seguro de sí mismo.

 

Entonces, ¿dónde está el amor? En nosotros y en la medida en la que nos aceptemos y estemos a gusto con nosotros mismos, sin duda llegará alguien que se sienta igual y tal vez puedan iniciar una relación basada en el amor y no en la necesidad de que nos completen. ¿Qué tal que cambiamos el chip y empezamos por sentirnos completos? Observemos los resultados…

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon