¿Cuál es tu primer compromiso? Clase. El Universal. Jueves 17 de marzo 2016

“Nuestros compromisos subyacentes dirigen nuestros pensamientos, creencias y, lo más importante, nuestras elecciones; son fuerzas invisibles que dan forma a nuestra realidad… Son los responsables de la discrepancia entre lo que decimos, lo que queremos y lo que experimentamos realmente.” Debbie Ford.

 

¿Te ha pasado que llevas años haciendo planes y por alguna razón no puedes cumplirlos? ¿Como si cada vez que decides iniciar algo, aparece un distractor que hace que postergues lo que estás seguro que deseas? Esto se debe en gran medida a que sin saberlo, podrías estar comprometido con algo de manera inconsciente y por lo tanto ni siquiera lo sabes.

 

Cuando revisas en dónde estás parado hoy, puedes reconocer con qué estás comprometido realmente. Debbie Ford llama compromisos subyacentes a los que entran en conflicto con temas que no logras concretar. Por ejemplo: llevas años queriendo ahorrar, pero cada vez que entras a una tienda acabas comprando, sin necesidad alguna, con el pretexto de que para eso trabajas y te lo mereces. Aquí tu compromiso primario podría ser apapacharte porque estás triste o te sientes solo o premiarte. Si lo haces consciente, puedes darte cuenta que ahorrar es una forma mucho más sana de cuidarte o de consentirte. Al reconocerlo, podrás alinear ambos compromisos.

O tu sueño es independizarte, poner tu propio negocio, pero nunca encuentras el momento ideal para hacerlo, porque tienes deudas y gastos imprevistos y formando parte de una empresa, sabes que cada quincena recibirás una remuneración por tu trabajo, aunque no te guste tanto lo que haces. Aquí tu compromiso subyacente podría ser la seguridad. Y claro que emprender en un proyecto implica muchos riesgos. ¿Qué tal que hicieras un plan de gastos, buscaras a un mentor que te ayudara a empezar a concretar tu objetivo en tus horas libres como empleado? ¿Y que poco a poco fueras creando una visión a futuro en la que te vayas independizando sin que sea de un día para otro?

 

Nos guiamos por valores que hemos interiorizado durante nuestra vida. Lo importante es ser honestos y reconocer esta escala por la cual nos regimos. Te invito a que hagas una lista de uno o dos temas que te atoren y que busques tus compromisos subyacentes. Anota también las acciones contrarias que han impedido el logro de tus metas. Así, cuando vuelvas a encontrarte en la disyuntiva, sabrás cuál es el mejor camino a tomar.

Deja de criticarte por lo que has hecho en el pasado. Ya has dado un gran paso al darte cuenta de lo que te detenía. Ahora cambia el rumbo. Reconoce lo que está sucediendo y deja de ser una víctima. Responsabilizarte te da poder y alimenta tu pasión para el logro de tus sueños.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon