¿Cómo sería la vida que deseas? Clase. El Universal. Jueves 5 de abril 2018

“El mejor regalo que tenemos es la capacidad de elegir. ¿Vas a tomar las riendas de tu vida o seguirás siendo la “víctima” de los que han elegido hasta hoy por ti?”

 

Me encantan los niños porque son espontáneos y únicos. Llegan a este mundo con toda su magia y no tienen puntos de vista acerca de muchas cosas, simplemente SON.

 

Conforme van creciendo son moldeados por sus padres, su familia, la escuela, la cultura a la que pertenecen y en ocasiones, van perdiendo su chispa conforme van creciendo y adoptando las  reglas que les son impuestas.

 

Todos hemos pasado por ahí, algunos hemos podido ser más libres que otros, sin embargo de alguna u otra manera, ya sea por temor al juicio o por no encajar, nos vamos olvidando poco a poco de quienes éramos en nuestro estado más natural.

 

Aprendemos a complacer a todos y en nuestro afán,  nos dividimos y nos despersonalizamos. ¿Has seguido los roles que se esperan de ti en cuanto a tu profesión o modo de vida? Durante los talleres que imparto para conocer tu misión, he encontrado a muchas personas que se sienten infelices porque no se les fue permitido hacer lo que hubieran deseado por estudiar una carrera que no les gustaba, porque con la que hubieran elegido “se iban a morir de hambre” o mujeres que se han casado con el primero que encontraron por aquello del “más vale mal casada que quedada”…

 

Afortunadamente los tiempos han cambiado y hoy existe una apertura mucho mayor a la consciencia y cada vez son más las herramientas y métodos que nos invitan a reflexionar acerca de nuestro objetivo en esta vida.

 

Si tú fuiste una de esas personas que te sentiste presionado social o familiarmente cuando eras más joven, siempre estás a tiempo de hacer un alto y de abrirte a nuevas posibilidades. Y no se trata de juzgarte ni a ti ni a alguien más. El detenerte en buscar lo erróneo y los culpables no será la solución para nada… Mi sugerencia es que te tomes un tiempo todos los días para preguntarte: “¿Cómo sería la vida que realmente deseo?” Y más allá de concluir detalladamente lo que esperas, simplemente percibas la energía de ESO que te hace sentirte expandid@, feliz y en paz… Recuerda momentos en los que experimentaste algo así y jala energía de ellos. Así, cada vez que se presente una oportunidad o una situación que sea similar a lo que sueñas, sabrás que te va a llevar a donde quieres ir. ¿Estás list@?

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
® En Mi Mejor Version por Roberta Carriles Gibbon